Cómo casarse en Italia: Planificar tu boda de destino

No es demasiado difícil casarse en Italia. Sin embargo, requiere una planificación exhaustiva y un conocimiento fundamental de la ley, como cualquier boda. Para las interacciones cara a cara, ...

No es demasiado difícil casarse en Italia. Sin embargo, requiere una planificación exhaustiva y un conocimiento fundamental de la ley, como cualquier boda. Se necesitará tiempo para las interacciones cara a cara, las visitas a las oficinas y los plazos administrativos. No obstante, existe una sólida razón por la que decenas de miles de extranjeros se casan allí cada año.

Es bien sabido que las bodas italianas son acontecimientos vivos, coloridos y divertidos. Hay mucho donde elegir, desde la cocina hasta el escenario, pasando por la música enérgica. En una nación donde las celebraciones se toman en serio, tiene sentido que se celebre una boda.

Tanto si se casaron allí, tenían familia allí o se fueron de vacaciones románticas a Italia, Italia ocupa un lugar único en el corazón de muchas parejas. Sea cual sea tu motivación, en este artículo puedes obtener la información que necesitas para prepara tu viaje para celebrar la boda italiana de tus sueños.

Los distintos tipos de boda en Italia

Italia reconoce legalmente tanto las bodas civiles como las religiosas. Todas las bodas religiosas en Italia, salvo las católicas, deben ser legalmente vinculantes y celebrarse en una ceremonia civil.

La unión civil, que es una relación entre personas del mismo sexo, también está reconocida en Italia. Los derechos de la unión civil son los mismos que los del matrimonio.

También existen relaciones no matrimoniales, a veces conocidas como cohabitaciones.

Matrimonio civil

dos alianzas doradas sobre un libro

Un matrimonio civil es una unión de dos personas que no es religiosa. El alcalde o el funcionario del Registro Civil los celebra en un entorno no religioso y en italiano.

Los votos matrimoniales y las lecturas del código civil italiano suelen componer la ceremonia civil.

Pueden tener lugar en un ayuntamiento italiano o en otro lugar elegido por ellos. ¡No tienes por qué preocuparte si te preocupa el fondo! Los lugares históricos, como castillos medievales, palacios y villas, se encuentran entre las ubicaciones autorizadas. Sin embargo, los escenarios interiores son los que se utilizan con más frecuencia.

Después de la boda propiamente dicha, también podéis celebrar una ceremonia simbólica donde queráis.

Ceremonias civiles

  • Realizado por el alcalde de la ciudad u otro funcionario civil
  • En lengua italiana
  • Es necesario un intérprete formal (si uno de vosotros no habla italiano).
  • Debe tener lugar en una estructura que el ayuntamiento haya aprobado.
  • Puede personalizarse, por ejemplo, añadiendo votos únicos, poesía o música
  • Últimos 20 - 30 minutos

Ceremonias de boda religiosas

El contexto religioso y las ceremonias de los matrimonios religiosos los diferencian de las nupcias civiles. Se celebran en iglesias, donde un sacerdote y miembros de ambas familias leen versículos de las Escrituras.

El catolicismo predomina entre los italianos. Todos los matrimonios religiosos están reconocidos en Italia, aunque, a diferencia de las bodas católicas, no son legalmente vinculantes a menos que se celebre previamente una ceremonia civil.

Sin embargo, una boda de religión mixta (entre parejas de varias religiones) sólo se permite con la bendición del obispo de la parroquia.

Ceremonias de boda católicas

  • Necesidad de que al menos un miembro de la pareja sea católico
  • Implican más planificación y tiempo (tendrás que organizarte con la iglesia italiana, tu iglesia local, los funcionarios municipales y los consulados)
  • Son ejecutables siempre que exista un componente civil en la prestación
  • Ocurrir en una iglesia o capilla dedicada
  • Están dirigidos por un sacerdote católico
  • Puede realizarse en inglés
  • Dura aproximadamente una hora
  • Exigir que la documentación se presente al menos dos meses antes de la boda, pero no más de seis.
  • Los hombros de la novia se cubren durante la ceremonia nupcial

Bodas gays: Una unión civil

El gobierno italiano aprobó en 2016 una ley que permite las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Al igual que otros países, Italia sólo permite el matrimonio a las parejas mixtas, mientras que las uniones civiles sólo se permiten a las parejas homosexuales.

Aunque recibe otro nombre, la mayoría de los derechos y obligaciones son los mismos que los del matrimonio.

Pero, ¿qué implica exactamente una unión civil?

Una unión civil

  • Es para parejas del mismo sexo
  • Concede a las personas físicas los mismos derechos de herencia, convivencia, pensión y apellido que a las personas casadas.
  • Posiblemente pide una reunión con la oficina del ayuntamiento al menos 30 días antes de la ceremonia
  • Se niega a permitir la adopción
  • No es necesario ser fiel
  • Es más sencillo disolver la unión que divorciarse

Relaciones de hecho y cohabitación

silueta de manos de persona formando corazón

Las parejas de hecho, también conocidas como coppie di fatto, son parejas heterosexuales o del mismo sexo que viven juntas y mantienen un vínculo de compromiso sin contraer matrimonio o unión civil.

Los derechos a, por ejemplo, asumir obligaciones de arrendamiento o recibir una indemnización en caso de fallecimiento de un socio se conceden en este tipo de asociación, también conocida como cohabitación.

Declarando su vínculo en el registro civil del municipio y firmando un contrato de convivencia, una pareja puede optar por reconocer formalmente su unión.

Las siguientes son las características principales de una relación de hecho:

  • Las parejas comparten un hogar y una relación sólida y duradera.
  • Si uno de los miembros de la pareja fallece, el otro puede ocupar su vivienda durante un máximo de cinco años.
  • Los hijos de una pareja tienen derecho a la custodia compartida.
  • Deben inscribirse en el registro municipal como famiglia anagrafica (familia) para recibir el reconocimiento oficial.

Cuando una convivencia se hace oficial:

  • Las parejas tienen plenos derechos de visita en hospitales y prisiones.
  • Tienen derecho a recibir información privada sobre los problemas de salud de su pareja y a participar en las decisiones médicas.
  • Una pareja de fuera de la UE puede optar a un permiso de residencia.
  • Un socio tiene derecho a participar en la gestión y los beneficios de la empresa familiar de su socio.
  • Se podría asumir el arrendamiento.
  • En caso de que uno de los dos cónyuges no pueda ejercer de tutor, podrá elegirse a uno de los miembros de la pareja.

El contrato de convivencia te permite decidir de antemano a quién se asignarán los bienes compartidos en caso de desacuerdo. Debe constar por escrito, ser confirmado por un notario o abogado e inscribirse en los registros del Ayuntamiento como contrato legal.

El acuerdo de convivencia en Italia permite a las parejas decidir:

  • El lugar de habitación de los cohabitantes.
  • Sus estrategias para satisfacer esas demandas en la vida cotidiana
  • Cualquier sistema para definir la propiedad común.

A diferencia del matrimonio, la cohabitación en Italia implica:

Si una pareja se separa, el miembro económicamente más débil no puede esperar ayuda económica del más poderoso.

En caso de fallecimiento, el cónyuge superviviente sólo puede heredar los bienes del difunto mediante testamento.

En Italia no existe ningún requisito de residencia legal para contraer matrimonio, por lo que cualquiera puede casarse allí. Debes presentar documentación identificativa, tanto si eres extranjero como si no. Además, debes acreditar que no existen obstáculos legales que impidan tu matrimonio.

¿Cuáles son los requisitos para casarse en Italia?

Registros y documentos esenciales

Hay que preparar todos los papeles necesarios para celebrar una boda legal, religiosa o simbólica en Italia. Ten a mano los siguientes documentos:

  • Pasaportes o documentos nacionales de identidad legítimos de ambas partes
  • Partida de nacimiento original o copia compulsada de ambas partes
  • Si te has casado, divorciado o enviudado anteriormente, debes presentar los documentos de divorcio o un certificado de defunción. Necesitas una dispensa de la Fiscalía del Distrito Italiano si tu matrimonio anterior terminó en los últimos 300 días.
  • La declaración jurada ante un funcionario consular de tu país de origen de que no hay obstáculos para que te cases allí se conoce como Dichiarazione Giurata.
  • Un Atto Notorio firmado por dos testigos (que no pueden ser familiares) que certifique además que no existe ningún obstáculo legal para vuestro matrimonio.
  • Una declaración de matrimonio que se presentará en el registro civil

El papeleo adicional que puede ser necesario para una boda católica incluye algunos o todos los siguientes:

  • Certificados de bautismo y confirmación
  • Certificado de primera comunión
  • Nihil Obstat, o carta de no impedimento para el matrimonio
  • Prueba de asistencia a un curso prematrimonial
  • Una carta de autorización escrita de tu sacerdote

¿A qué edad puede casarse legalmente una persona en Italia? El matrimonio legal requiere que ambas partes tengan al menos 18 años, y los menores deben tener el consentimiento paterno por escrito.

El procedimiento

Como primer paso, ponte en contacto con el consulado de tu país de origen en Italia. Te asesorarán sobre las medidas concretas que debes tomar, incluido cómo preparar el atto notorio.

Tu matrimonio se celebrará en el ayuntamiento de la ciudad, donde entregarás tu declaración de voluntad de contraer matrimonio. El funcionario del registro civil recibirá esta declaración. Si no hablas italiano, deberás llevar una traducción. Una vez expresada esta intención, se os invita formalmente a elegir la fecha de la boda.

Esto debe planificarse al menos tres semanas antes de la boda. Antes de la boda, las notificaciones civiles deben publicarse durante dos semanas seguidas, incluidos dos domingos. Puedes pedir a la oficina que te exima de este requisito si ninguna de las partes tiene nacionalidad o residencia italiana. Dependiendo de las normas de tu ayuntamiento, es posible que puedas reducir el tiempo de espera a un solo día.

Sobre todo en el caso de las bodas católicas, es posible que tengas que cumplir las normas tanto de tu iglesia de origen como de la parroquia en la que piensas casarte. Es aconsejable informarse directamente sobre el plazo para presentar toda la documentación religiosa. Recuerda que son numerosos los documentos que debes conseguir, por lo que necesitarás tiempo. Para una orientación especial, habla con la parroquia donde te vayas a casar, así como con tu parroquia local.

Firmarás tu licencia oficial de matrimonio en la boda. El alcalde del municipio donde os caséis autorizará que se os expida un certificado oficial de matrimonio. Deberás programar una segunda visita al ayuntamiento para presentar el certificado de matrimonio después de la boda. Allí te pondrán un sello de Apostilla que autentifica el papel e incluye una traducción al inglés del certificado.

¿Qué debo tener en cuenta sobre las ceremonias de boda italianas?

Las bodas civiles pueden celebrarse en interiores o al aire libre, en cualquier lugar autorizado por el gobierno italiano. Se ha autorizado el uso de numerosas mansiones, castillos, parques y ayuntamientos. El único requisito es la licencia oficial del lugar. El alcalde u otro representante del gobierno oficiará la ceremonia civil. Si nadie de tu grupo habla italiano, debe estar presente un intérprete; no es necesario que sea un traductor jurado. Dependiendo de dónde vivas, puede transcurrir un tiempo diferente entre el anuncio de tu intención de casarte y el día de la boda.

Las bodas católicas son la única ceremonia religiosa que puede celebrarse legalmente sin un componente civil. La pareja debe incluir a un católico. Debido a la colaboración entre tu iglesia local, la iglesia italiana, los funcionarios municipales y los consulados, debes prever un periodo de planificación de la boda más largo. Empezar a planificarla seis meses antes de la fecha prevista para la boda es una buena idea.

Para más información, visita la página web del consulado o embajada de tu país de origen:

Australia:

Canadá:

Reino Unido:

Irlanda:

Estados Unidos:

Costumbres y tradiciones de las bodas italianas

En tu gran día, podrías optar por incorporar una o varias de las siguientes tradiciones italianas:

  1. Suerte - Una boda en domingo es buena porque se cree que trae fertilidad y prosperidad.
  2. Nada de oro - Se cree que llevar joyas de oro trae mala suerte (aparte de tu anillo, claro).
  3. Tarantela - una singular "danza de la araña" en la que los visitantes forman un círculo y se dan la mano mientras la música se acelera
  4. Corte de corbata - Para recaudar dinero para los gastos de la boda, el novio hace cortar su corbata en trozos que se venden a los invitados.
  5. Romper un jarrón - Los novios pueden romper un vaso o un jarrón después de la ceremonia. El número de astillas en que se rompe corresponde al número de años felices de matrimonio.

Una boda italiana requerirá preparación y cuidadosa consideración, como cualquier otra boda. Sin embargo, todos los asistentes la considerarán sin duda un acontecimiento memorable. No importa de qué dinero dispongas, el entorno exótico y las tradiciones únicas pueden ayudarte a planificar la boda de tus sueños.

Inspiración para viajar a Italia directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete a nuestro boletín semanal para explorar nuevos destinos italianos y consejos de viaje de los lugareños sobre el terreno

Suscríbete para recibir correos electrónicos de Ready Set Italy.

Leer nuestro Política de privacidad.

Tal vez más tarde