Roma por primera vez - Lee esto primero

¿Estás planeando tu primera visita a Roma? Si es así, ¡felicidades! Roma es una de las ciudades más fascinantes y bellas del mundo. Hay tantas cosas que ver...

¿Estás planeando tu primera visita a Roma? Si es así, ¡felicidades! Roma es una de las ciudades más fascinantes y bellas del mundo. Hay tanto que ver y hacer que puede abrumar a quienes la visitan por primera vez. Aquí tienes algunas sugerencias sobre qué ver y hacer en tu primer viaje a Roma.

Cómo llegar a Roma

Quizá te preguntes cómo llegar a Roma. Si visitas Roma, lo más probable es que llegues en avión o en tren. Aunque, ciertamente, es posible llegar por otros medios, como en taxi o incluso en un crucero. A continuación veremos cómo llegar a Roma con cada medio de transporte.

Volar a Fiumicino

La mayoría de los vuelos internacionales aterrizan en el aeropuerto de Roma Fiumicino, a unos 28 km al oeste de la ciudad. Para llegar al centro de la ciudad desde Fiumicino, tienes varias opciones.

El tren lanzadera llamado Leonardo Express es la forma más barata y rápida de ir de Fiumicino a Roma. Te lleva a la estación de Termini en 32 minutos sin parar y cuesta 14,00 euros por persona.

Si lo prefieres, también puedes llegar a Roma desde Fiumicino es en taxi. Te costará unos 50,00 euros y tardarás entre 40 y 50 minutos, dependiendo del tráfico.

Por último, varios autobuses privados te llevan al centro de Roma desde Fiumicino por unos 7,00 euros, y el tiempo puede variar entre 40 minutos y una hora y media, según el tráfico y el número de paradas.

Volar al aeropuerto de Ciampino

Si llegas al aeropuerto de Ciampino, está situado a unos 14 km al sur de Roma.

En este aeropuerto operan principalmente compañías de bajo coste procedentes de la mayoría de las ciudades europeas e italianas. Y, aunque no está tan concurrido como Fiumicino, Ciampino sigue recibiendo un buen número de vuelos.

El aeropuerto de Ciampino está conectado con el centro de Roma mediante un autobús que te lleva a la estación de tren y un tren llamado Airlink que te lleva a la estación Termini de Roma. Esta opción es barata, 2,70 euros, pero tarda unos 60 minutos. Otra opción es un autobús lanzadera que pasa aproximadamente cada hora y cuesta 6,00 euros. El autobús lanzadera te lleva a la estación de Termini, en unos 35 minutos. Por último, puedes tomar un taxi hasta el centro de la ciudad por entre 30 y 40 euros.

Tren

Si te diriges a Roma desde otra ciudad italiana, probablemente irás en tren. La estación central de tren de Roma es Termini. La estación está justo en el centro de la ciudad. Desde Termini, estás a pocos minutos de todos los hoteles del centro de la ciudad en metro o en taxi.

Crucero (Puerto de Civitavecchia)

Otra forma habitual de llegar a Roma es mediante un crucero en el puerto de Civitavecchia. Civitavecchia se encuentra a unos 90 km (56 millas) al noroeste del centro de la ciudad. Para ir del puerto de Civitavecchia al centro de Roma, puedes tomar un tren local que tarda aproximadamente 1 hora y cuesta entre 5,00 y 7,00 euros. También puedes utilizar un servicio de autobús que conecta el puerto con Roma Termini, que tarda aproximadamente una hora.

Otra forma de llegar al centro de Roma desde Civitavecchia es en taxi o en vehículo privado. Y esto te costará más de 200 euros.

Por último, otra forma habitual de llegar al centro de Roma desde la terminal de cruceros de Civitavecchia es utilizar el traslado que proporciona la compañía de cruceros.

Conducción a Roma

Por último, si llegas a Roma en coche desde otra ciudad italiana, te recomendamos encarecidamente que conduzcas hasta el hotel y dejes el coche en un garaje. Conducir en Roma es un reto y no se recomienda debido al tráfico y a que la mayoría de las calles de la zona histórica sólo están permitidas. Además, aparcar en Roma es todo un reto. Así que, en resumen, no conduzcas en Roma.

¿Cuántos días debo permanecer en Roma?

A menudo recibimos esta pregunta: "¿Cuántos días debo planificar en Roma?" Creemos que deberías pasar un mínimo de 3 días en Roma. Especialmente si es la primera vez que vas a Roma, tres días es el mínimo para tener una buena idea de la ciudad sin prisas. Roma tiene tanto que ofrecer que incluso 4 ó 5 días es una cantidad de tiempo razonable para pasar en la ciudad. 

Si sólo tienes tres días en Roma, esto es lo que te sugerimos que compruebes:

Primer día

San Pedro, el Vaticano, los museos vaticanos con la Capilla Sixtina y el Castillo de Sant'Angelo. Comprar las entradas con antelación es esencial para evitar las largas colas en las taquillas. Lo mismo para el Coliseo.

Segundo día

Segundo día Piazza Navona, el Panteón, la Fontana de Trevi, la Escalera de España, la Piazza del Popolo y el Pincio.

Tercer día

El Coliseo, el Foro Romano con el Palatino, el Campidoglio, el Teatro Marcello, la boca de la verdad y, finalmente, el gueto judío.

La mejor época para ir a Roma

La mejor época para ir a Roma es cualquier momento que no sea el verano. El verano es la temporada alta. La ciudad está llena de turistas, por lo que los hoteles y los vuelos son más caros. Por último, hace mucho calor y humedad. Así que si puedes elegir cuándo ir a Roma por primera vez, te sugerimos que vayas de mediados de abril a mediados de mayo y de finales de septiembre a finales de octubre. Durante estos meses la ciudad no está tan concurrida, los hoteles son menos caros y las temperaturas son muy agradables. 

Zonas para alojarse en Roma

En nuestra opinión, el mejor lugar para reservar un hotel en Roma es justo en el centro de la ciudad. Así estarás muy cerca de todas las atracciones. Para simplificar las cosas, hemos dividido el centro de la ciudad en cinco grupos. Vamos a explorar contigo algunas opciones.

Alrededor de la estación de tren Termini de Roma

En la zona de la estación de Termini hay muchos hoteles. La mayoría de ellos son más asequibles que los hoteles de otras zonas del centro de la ciudad. Nos encanta esta zona por su comodidad y asequibilidad. La estación de Roma Termini no sólo es el centro de trenes, sino también el eje principal del metro. Por desgracia, esta zona no es la más agradable ni la más limpia. Además, es agitada y puede ser ruidosa por la noche. Por último, ir andando a las principales atracciones desde Termini es un poco de paseo. 

Monti - Coliseo

La zona de Monti es una ubicación excelente para los hoteles. Los hoteles de esta zona pueden ser algo más caros que los de la estación Termini, pero también están situados en una zona mucho mejor. Además, los hoteles de la zona de Monti suelen ser un poco más nuevos. Por último, la zona de Monti está un poco más alejada de muchas atracciones. Sin embargo, es la más cercana a la Coliseo y el foro.

Centro de la ciudad

Los hoteles del centro de Roma son los más estratégicos. Estarás cerca de la Plaza Navona, el Campo Dei Fiori, el Panteón y la Fontana di Trevi. Los hoteles del centro de la ciudad son perfectos si te gusta pasear o quieres cenar en el Trastevere. En cuanto al precio, suelen ser un poco más caros que otras zonas. Además, los hoteles del centro de Roma suelen estar en edificios de más de trescientos, cuatrocientos o quinientos años, por lo que las habitaciones suelen ser un poco pequeñas y la distribución puede ser extraña. Además, suelen tener ascensores muy pequeños y algunos escalones aquí y allá. Así que si tienes problemas de movilidad, tenlo en cuenta.

Borgo y Prati

La zona de Borgo y Prati está situada cerca del Vaticano, en la orilla izquierda del río Tíber. Aquí puedes encontrar una gran variedad de hoteles, desde los más económicos hasta los más modernos y exclusivos. Esta zona está a poca distancia del centro de la ciudad, pero es un poco larga la caminata. 

Zona de la Piazza del Popolo, la Plaza de España y la Via Veneto

A continuación, tenemos la zona de la Piazza del Popolo, la Plaza de España y la Via Veneto. En esta zona encontrarás los hoteles más lujosos de la ciudad. La mayoría de estos hoteles son de 5 estrellas en adelante, con impresionantes edificios, porteros y alfombras rojas. A menudo tienen jardines y terrazas panorámicas con bares o restaurantes. En otras palabras, estos son los hoteles si quieres lo mejor que Roma puede ofrecer.

Cómo moverse por Roma

Roma es una ciudad perfecta para pasear. El centro de la ciudad es relativamente pequeño, y la mayoría de las atracciones están a pocos minutos de distancia unas de otras. Así que creemos que la mejor manera de explorar Roma es caminando. Cuando te canses de caminar, puedes encontrar taxis por todas partes, y los precios son asequibles. Unas palabras de advertencia: coge sólo los taxis legítimos con el coche blanco, el cartel en la parte superior y el taxímetro.

Otra forma estupenda de moverse por la ciudad es el metro. Es rápido, barato y cómodo.

También somos grandes fans de los autobuses Hop On Hop Off. Y son una gran opción para visitar una ciudad por primera vez. Por desgracia, en Roma no es una opción muy buena. La mayoría de las principales atracciones de Roma, como el Panteón, la Plaza de España y la Fontana di Trevi, están en calles sólo para peatones. Algunas otras atracciones están situadas en calles estrechas por las que no pueden pasar los autobuses. Esto significa que el hop-on hop-off te llevará al lugar más cercano posible de un monumento concreto, pero aún tendrás que caminar para llegar a él. Así que, en nuestra opinión, no merece la pena.

Otra forma fantástica de visitar Roma es en Segway. Los recorridos en segway son una forma excelente de moverse por Roma porque son ágiles. ¡Y te encantará!

Qué evitar en tu viaje a Roma

A pesar de lo que hayas oído, Roma es una ciudad muy segura. También es una ciudad muy grande y con mucha gente. Y como en cualquier otra ciudad abarrotada con muchos turistas, debes prestar atención a los carteristas. Hoy en día, no son muy comunes, pero sigue estando atento, sobre todo si coges un tren. Además, evita a la gente que pide cambio. Podrían distraerte mientras intentan robarte la cartera o la cámara. 

Además, evitaríamos la mayoría de las trampas para turistas, como el museo de cera o la exposición de Leonardo. No es que no sean interesantes, pero si has llegado a Roma, quizá quieras disfrutar de una experiencia más auténtica, y el museo de cera no lo es. Y la exposición de Leonardo, bueno, no hay más que copias. Podrías ver el lo mismo en línea gratis.

Por último, trata de evitar las tiendas dirigidas a los turistas. Te cobrarán mucho más dinero del que deberían. Si quieres comprar una buena botella de vino, o una botella de vinagre balsámico, o una botella de limoncello para llevártela a casa, vete a un supermercado local. Allí encontrarás una gran selección sin tener que pagar el precio de los turistas.

Cómo disfrutar de tu primera vez en Roma como un local 

Una vez que hayas visto todas las grandes atracciones de la ciudad, tómate un tiempo y disfruta de la ciudad como un lugareño. Roma no es sólo un museo al aire libre. También es una ciudad hermosa y vibrante. Te sugerimos que te tomes una tarde y camines un poco fuera de los caminos trillados, pues descubrirás alguna pequeña plaza impresionante o hermosos edificios. También puedes dar un paseo a pie o en bicicleta por los jardines de Villa Borghese. Podrás admirar las impresionantes vistas de la ciudad mientras disfrutas de la paz y la tranquilidad del parque.

Si quieres parar para tomar un aperitivo (la versión italiana de una bebida antes de la cena), intenta encontrar un lugar donde vayan los lugareños. Evita los bares situados frente al Coliseo o el Panteón; sí, son lugares hermosos, pero te cobrarán mucho más dinero por la ubicación, y no tendrás una experiencia auténtica.

Algunos consejos importantes para tu primera vez en Roma

Roma es una ciudad que tiene algo para todos. Desde sus antiguas ruinas hasta su bello arte y arquitectura, hay algo para que todo el mundo disfrute. Si es la primera vez que visitas Roma, aquí tienes algunos consejos para aprovechar al máximo tu viaje.

Viajes

Una visita guiada por la ciudad puede ser una forma excelente de conocer la ciudad y la historia de un monumento. Sin embargo, te sugerimos que elijas recorridos que no sean demasiado intensos. Por ejemplo, hace unos años nos visitaron unos amigos y quisimos reservar una visita guiada para ellos. El guía era muy competente, pero hacía 40º C en el exterior, y caminamos desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde. Cuando terminamos, estábamos muy cansados y sudados, y lo único que queríamos era sentarnos con una bebida fría. Así que tal vez debas reservar una visita de 2-3 horas como máximo a una zona concreta para no sentirte abrumado. 

Cobertura del teléfono móvil

Además, considera la posibilidad de comprar una tarjeta SIM italiana si quieres ahorrar dinero en roaming para tu teléfono. Italia tiene algunos de los precios de datos más baratos del mundo. Por menos de 10,00 euros, puedes tener 70 u 80 gigas de datos. Además, si visitas más de un país de la UE, la misma tarjeta SIM funcionará en toda la Unión Europea sin coste adicional. 

Utilizar e intercambiar dinero

También nos preguntan sobre el cambio de dinero. No utilices las tiendas de cambio de moneda. Son demasiado caras. Y no utilices tu tarjeta de débito o crédito de tu país. Te van a dar unos tipos de cambio terribles. En su lugar, nos gusta utilizar Wise. Con Wise, puedes convertir el dinero en euros al tipo de cambio del BANCO, sin apenas recargos. 

Y Wise te da una tarjeta de débito Visa, que puedes utilizar inmediatamente por Internet o por teléfono. Y te envían por correo una tarjeta de débito de plástico tradicional que puedes utilizar para retirar euros de cualquiera de los cajeros automáticos locales, de nuevo con una tasa de cambio favorable. Y si te quedas sin dinero, puedes transferir instantáneamente más dólares desde tu banco en cualquier momento utilizando la aplicación. Y al final del viaje, si te sobran euros, puedes volver a convertirlos y depositarlos de nuevo en tu cuenta de EE.UU., o gastarlos... la elección es tuya.

Ah, y hablando de dinero en efectivo, ¡he aquí otro consejo muy importante! Lleva siempre algo de cambio contigo, especialmente monedas de 1 euro y 50 céntimos, porque la mayoría de los baños públicos sólo las utilizan para entrar. 

Reflexiones finales

Esperamos que te hayan gustado nuestros consejos para quienes visitan Roma por primera vez. Con un poco de planificación y siguiendo nuestros consejos, ¡estamos seguros de que tendrás una estancia fantástica en Roma!

¡Buon Viaggio! (¡Que tengas un buen viaje!)

Inspiración para viajar a Italia directamente en tu bandeja de entrada.

Suscríbete a nuestro boletín semanal para explorar nuevos destinos italianos y consejos de viaje de los lugareños sobre el terreno

Suscríbete para recibir correos electrónicos de Ready Set Italy.

Leer nuestro Política de privacidad.

Tal vez más tarde