Los principales monumentos de Roma que hay que ver

Roma es una visita obligada para cualquier viajero, tanto si es la primera vez que va como si no. La historia abunda en la capital de Italia, que también es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. La ...

Roma es una visita obligada para cualquier viajero, tanto si es la primera vez que va. La historia abunda en la capital de Italia, que también es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Los edificios son impresionantes, y las calles están adornadas con fuentes y estatuas. Si tienes la oportunidad, deberías visitar esta ciudad. Llegan visitantes de todo el mundo para explorar esta metrópoli. Ir allí será uno de los mejores momentos de tu vida. Roma es rica en lugares históricos y lugares destacados. Explorar estos lugares te proporcionará un conocimiento más profundo de la historia de la ciudad.

Roma ofrece una gran variedad de actividades, tanto si buscas algo más atrevido como cultural.

  1. Explora el Foro Romano y Coliseo. Para los entusiastas de la historia, ver estos restos antiguos es una obligación.
  1. Pasea por el Trastevere, un encantador barrio conocido por sus sinuosas callejuelas, sus casas pintadas de vivos colores, su excitante vida nocturna y una de las cocinas más increíbles de la ciudad.
  2. Da un paseo a pie o en bicicleta junto al río Tíber. Los lugares más impresionantes de Roma, como la Ciudad del Vaticano y el Castillo de Sant'Angelo, se pueden contemplar maravillosamente haciendo este recorrido.
  3. Saborea la deliciosa cocina de Roma. La pizza, la pasta y el helado son algunos de los alimentos que no debes dejar de probar.
  4. Descubre los numerosos edificios barrocos, fuentes y plazas del centro de la ciudad.
  5. Ve a un templo o a un convento. Alrededor de la ciudad hay varios muy conocidos.

Top Roman para tu próxima visita

¡Hay tantos destinos impresionantes en Roma! Algunos de los lugares más populares que visitar en Roma son:

  • El Coliseo 
  • El Panteón 
  • Fuente de Trevi
  • Basílica de San Pedro
  • Foro Romano
  • Museos del Vaticano:
  • Capilla Sixtina
  • Plaza Navona 
  • Plaza de España y Escalera de España
  • Piazza del Popolo
  • El Campidoglio
  • Altar de la Patria
  • La Boca de la Verdad
  • El Moisés de Miguel Ángel

El Coliseo

El Coliseo es uno de los monumentos más conocidos del mundo. También es una de las Siete Maravillas del Mundo Antiguo. El Coliseo merece una visita de todo turista. Es un antiguo anfiteatro romano situado en el centro del distrito histórico de Roma.

El Coliseo se construyó entre los años 70 y 72 d.C. Se construyó para impresionar al pueblo de Roma y también se utilizó para celebrar el triunfo del emperador Vespasiano sobre sus enemigos. Puede albergar hasta 50.000 espectadores y fue el mayor anfiteatro de su época. Soportando la prueba del tiempo, es uno de los edificios más notables de Roma. 

Debido a su céntrica ubicación, se puede llegar a pie al Coliseo desde casi cualquier punto de Roma. El Coliseo también está convenientemente situado cerca de una parada de metro. Puedes acceder al metro cercano en la parada del Coliseo, que está convenientemente situada justo enfrente.

Hoy en día, el Coliseo es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO y lo visitan 8.000 personas al día. Por eso, si quieres visitar el Coliseo, debes comprar las entradas con antelación y, mejor aún, comprar las entradas sin cola. Si no compras las entradas con antelación, puedes acabar haciendo cola durante mucho tiempo.

El Foro Romano

En la ciudad vieja de Roma hay una gran plaza rectangular conocida como el Foro Romano. Fue el centro político, eclesiástico y comercial de la antigua Roma. El Foro inicial se construyó en el siglo VIII a.C., pero con el tiempo otros edificios ocuparon su lugar.

El Foro Romano era un barrio de impresionantes templos, estructuras gubernamentales y animados mercados situado en el centro de Roma, a poca distancia del Coliseo. En el Foro tenían lugar discursos públicos, sesiones legislativas y ritos religiosos.

Las ruinas de la ciudad de Roma ofrecen una visión de cómo vivían los antiguos romanos. Puedes visitar el Foro Romano, que era el centro de la vida política y comercial de la antigua Roma y ahora es una ruina; o el Monte Palatino, donde se alzaba el Palacio Imperial.

Los turistas pueden visitar el Templo de Saturno, el Templo de Julio César, el Senado Romano y el Arco de Septimio Severo en el Foro Romano. Los cuatro monumentos están cargados de historia y ofrecen a los turistas una ventana a la cultura romana.

Para evitar las largas colas en el Foro y el Coliseo, compra las entradas con antelación. Si piensas visitar las dos atracciones, puedes comprar una entrada combinada que sirva para ambas.

El Panteón

El Panteón es uno de los edificios más importantes de Roma, y ha estado allí desde que se construyó entre los años 125 y 128 d. C. Hoy es el edificio romano mejor conservado del mundo.

El Panteón es famoso por su hermosa cúpula. Fue la cúpula más grande del mundo hasta que construyeron la cúpula del duomo de Florencia en 1461 y hasta hoy es la cúpula de hormigón no armado más grande del mundo. La corona está hecha de tejas de hormigón con un diámetro de 43 metros. 

Originalmente, el Panteón se construyó como templo para todos los dioses romanos. En el siglo IV, el Panteón se convirtió en una iglesia cristiana, por lo que perduró intacto hasta nuestros días. Hoy en día se sigue utilizando como iglesia. En el interior del Panteón se encuentran las tumbas de 2 reyes italianos y la del famoso pintor Rafael. 

La visita al Panteón es gratuita, pero asegúrate de llegar pronto por la mañana para evitar las largas colas de la entrada. 

La Fuente de Trevi

fuente de trevi

A poca distancia del Panteón está la Fontana de Trevi. Los visitantes suelen arrojar monedas a la fuente, una de las atracciones más populares. Según la creencia común, se rumorea que una persona que arroja una moneda a la fuente por encima del hombro tiene un billete de vuelta a Roma.

Pietro Bracci terminó la Fontana de Trevi en 1762 después de que Nicola Salvi. El Aqua Virgo, uno de los primeros acueductos de la Roma histórica, es de donde procede el agua de la fuente. El creador de la fuente empleó acueductos para suministrar el agua a este bello monumento, que ha sido renovado a lo largo de los años.

En la película de 1960 de Federico Fellini La Dolce Vita, la actriz Anita Ekberg entra en la Fontana de Trevi, haciéndola famosa por este motivo. Hoy está estrictamente prohibido bañarse en la fuente, y las penas son severas.

Basílica de San Pedro

La nación más pequeña del mundo, la Ciudad del Vaticano, alberga la Basílica de San Pedro. En la orilla izquierda del río Tíber, en Roma, es donde se encuentra la Ciudad del Vaticano.

La iglesia, que diseñó el propio Bernini, se encuentra en la plaza de San Pedro.

Debes pasar un control de seguridad con detector de metales para entrar en la Basílica de San Pedro. Prepárate porque a veces hay colas bastante largas. Lleva ropa que te cubra también los hombros y las rodillas.

Es una de las iglesias más grandes de todo el mundo y un lugar turístico muy apreciado. El emperador Constantino construyó originalmente la basílica en el siglo IV, y varios papas la reconstruyeron posteriormente. La construcción de la basílica actual comenzó en abril de 1506 y se terminó en noviembre de 1626. Uno de los pintores que crearon la versión actual es Miguel Ángel. La tumba de San Pedro es una de las varias reliquias religiosas importantes que alberga la basílica.

La cúpula de la Basílica de San Pedro es una de sus características más reconocibles. La cúpula es tan enorme que puede verse prácticamente desde cualquier punto del corazón de Roma.

La ubicación de la Basílica de San Pedro es otro de sus atractivos. Se considera uno de los lugares más sagrados del cristianismo, ya que se construyó sobre lo que antes era la tumba de San Pedro.

Además, la Basílica de San Pedro es conocida por su diseño y sus obras de arte. Algunas de las obras de arte más exquisitas se han utilizado para embellecer el interior, incluido el altar de Bernini.

Una visita obligada al recorrer la Basílica de San Pedro es la Piedad de Miguel Ángel, una impresionante escultura de mármol de la Virgen María sosteniendo a su Hijo Jesús muerto.

Museos del Vaticano

Los Museos Vaticanos figuran entre las pinacotecas más conocidas de todo el mundo. Se encuentran en la Ciudad del Vaticano y albergan una fantástica colección de obras de arte, esculturas y objetos históricos. A principios del siglo XVI, el Papa Julio II fundó los museos, que se hicieron accesibles al público por primera vez en 1771. Los visitantes de este fantástico lugar ascienden a 6,7 millones al año. Conseguir tus entradas con antelación es imprescindible para evitar esperar en las larguísimas colas de la taquilla.

Por una buena razón, estos museos son muy conocidos. En ellos se exponen algunas de las obras de arte más valiosas. Destacan la importante colección de estatuas romanas, la galería de mapas y la exposición de tapices.

Capilla Sixtina

La Capilla Sixtina se construyó en el siglo XV y se encuentra dentro de la Ciudad del Vaticano. Su nombre rinde homenaje al Papa Sixto IV, que encargó la construcción de la capilla.

La capilla es famosa por sus frescos de Miguel Ángel. En el centro del techo, la pared de la capilla está salpicada de pinturas que representan imágenes de la Biblia. La más conocida de estas imágenes es la creación de Adán, situada en el centro del cuadro.

Las paredes de la capilla también están cubiertas de frescos, entre ellos El Juicio Final, que Miguel Ángel pintó hacia el final de su vida. Este cuadro cubre casi toda una pared y es una de las obras de arte más famosas del mundo. Durante siglos, críticos y amantes del arte han elogiado el techo renacentista. 

Ten en cuenta que no está permitido hacer fotos en el interior de la Capilla Sixtina. 

Te llevará medio día visitar rápidamente los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina; tenlo en cuenta cuando planifiques tu viaje a Roma.

Plaza Navona

Uno de los destinos turísticos más conocidos de Roma es la Plaza Navona. La forma ovalada de la plaza se debe a su construcción en el antiguo emplazamiento del estadio de Domiciano.

En la Plaza hay numerosas iglesias barrocas, fuentes y artistas callejeros. La Fontana dei Quattro Fiumi (Fuente de los Cuatro Ríos), la Fontana del Moro (Fuente del Moro) y la Fontana di Nettuno (Fuente de Neptuno) son sus tres fuentes más famosas.

La Fuente de los Cuatro Ríos, o Fontana dei Quattro Fiumi, es la fuente más conocida de la Plaza Navona.

Tanto los turistas como los lugareños prefieren reunirse en la Plaza Navona. La rodean increíbles cafés, restaurantes y tiendas. Una visita obligada es la fuente del centro de la plaza.

Plaza de España y Escalera de España

Justo debajo de la iglesia de Trinità dei Monti está la Plaza de España, donde encontrarás la famosa Escalinata Española. La Plaza debe su nombre al Palacio de España, que en el pasado fue la embajada española ante el Vaticano.

La Escalinata Española es un extraordinario tramo de 135 escaleras que conecta la Plaza de España con la iglesia de Trinità dei Monti.

Francesco De Sanctis construyó la Escalinata Española entre 1723 y 1726. La parte más baja de la Plaza albergó en su día un profundo pozo abierto. En la base de la Escalinata Española está la Fuente de la Barcaccia, diseñada por el hijo de Gian Lorenzo Bernini, Pietro. Como todas las fuentes de Roma, ésta suministra agua potable.

A principios del siglo XIX, la Plaza de España era un popular lugar de encuentro, sobre todo entre los jóvenes intelectuales y creativos de la ciudad. El contiguo Café Greco era frecuentado por personajes como Gioacchino Rossini, Lord Byron, Richard Wagner y muchos otros.

Esta zona se ha convertido en uno de los destinos de compras más populares de Roma. Aquí encontrarás las tiendas insignia de las marcas más exclusivas y prestigiosas del mundo.

Piazza del Popolo

La Piazza del Popolo de Roma es un destino famoso. Se construyó en el siglo XVI y tuvo diversos usos. En la actualidad es un lugar muy frecuentado por romanos y turistas debido a sus bellas estructuras y monumentos. Entre las bellas estructuras cercanas se encuentra la Iglesia de Santa María del Popolo. En el interior de esta iglesia encontrarás grandes obras de arte. En realidad, hay dos cuadros de Caravaggio y la tumba Chigi que diseñó Bernini. Toda la escena de Ángeles y Demonios se rodó aquí, si eres fan.

Uno de los muchos obeliscos egipcios de Roma se encuentra en el centro de la Plaza.

Además, no dudes en consultar este mapa si estás pensando en vacaciones a Florencia.

El Campidoglio

Una de las siete colinas sobre las que se asentó Roma se conoce como el Campidoglio. En la antigua Roma, éste era el emplazamiento del Templo de Júpiter. Júpiter era el patriarca del panteón romano de dioses. En la actualidad, puedes maravillarte ante la original Piazza de Miguel Ángel. La figura de Marco Aurelio sobre su corcel domina la Plaza. El ayuntamiento de Roma se encuentra en los edificios que rodean la Plaza.

También desde el Campidoglio se puede contemplar una de las panorámicas más impresionantes del Foro Romano.

Altar de la Patria

Este enorme monumento de color blanco crudo se dedicó en 1911. La estatua del rey Vittorio Emanuele II, el primer rey de Italia, se encuentra en el centro. Además, la tumba del Soldado Desconocido se erigió aquí tras la Primera Guerra Mundial, y una luz eterna arde ahora delante del monumento.

Aunque el edificio es bastante espectacular, la vista desde lo alto es la parte más significativa. Tras subir varias escaleras, podrás disfrutar de una vista impresionante de toda la ciudad, desde el Coliseo hasta el Vaticano.

Otro espectáculo gratuito que ver en Roma es éste. De nuevo, como símbolo de respeto, debes llevar ropa que te cubra los hombros y las rodillas, aunque la entrada sea gratuita.

La Boca de la Verdad

Si caminas cinco minutos desde el Altar de la Patria hacia el río Tíber, pasarás junto al Teatro de Marcello, otro bello destino de Roma. Luego puedes seguir caminando un par de manzanas más; llegarás a la Iglesia de Santa María in Cosmedin. En esta iglesia encontrarás la Boca de la Verdad. Este antiguo artefacto representa un rostro gigante con la boca abierta. Según la leyenda, si eres un mentiroso y pones la mano en la boca, la estatua te morderá la mano. Hoy en día, es un lugar popular para que los turistas se hagan fotos con las manos dentro de la boca de la verdad. 

Es otra atracción gratuita de Roma, y merece la pena visitarla. 

El Moisés de Miguel Ángel

A cinco minutos del Coliseo se encuentra la histórica iglesia de San Pietro in Vincoli. En esta iglesia podrás ver las antiguas cadenas que, según la mitología, se utilizaron para aprisionar a San Pedro. Sin embargo, la iglesia destaca por algo más que esto.

La Estatua de Moisés, otra obra maestra de Miguel Ángel, se encuentra justo al lado del altar. Entre 1513 y 1515, Miguel Ángel creó esta magnífica estatua para la tumba del Papa Julio II.

Te recomendamos encarecidamente que visites esta obra maestra, ya que está infravalorada por los turistas y, una vez más, es gratuita.

Conclusión

En Roma, es sencillo llenar una semana o más con viajes fascinantes. Descubrirás algo que te guste, tanto si te gusta el arte moderno como la historia antigua. Disfruta de la magnífica arquitectura, la deliciosa cocina y los acogedores habitantes de la ciudad. No dejes pasar unas vacaciones en Roma sin ver algunos de estos lugares imprescindibles.

rsi-1415

Consejos para viajar a Italia directamente a tu bandeja de entrada.

Suscríbete y recibe consejos y sugerencias de viaje de los lugareños sobre el terreno.

Tal vez más tarde